El día que todo empezó

El aposento estaba escavado en la roca como el resto de la fortaleza, era sobrio, no había muestras del verdadero poder del personaje a quien pertenecía, Sir Esmund, el Gran Caballero del Albatros,  ni de su verdadera riqueza. Cualquiera que entrara en él podría confundirlo con una celda de cualquier monasterio si no fuera por los pocos pero robustos…

Detalles

Prólogo: Los Caballeros del Albatros

Sir Esmund contemplaba junto a su sobrino Cardoman, su escudero, la lontananza.  En esa noche donde las lunas de Ikenia estaban en su apogeo, regando de una luz poco habitual todas las tierras que divisaban, ardía un castillo fortaleza próximo rodeado de un mar de antorchas, a su alrededor a distancias variables, brazos de fuego abrazaban numerosos puntos, en una vorágine increíble de…

Detalles